Bogotá, 27 de abril de 2017
Google-Translate-Spanish to French Google-Translate-Spanish to German Google-Translate-Spanish to Italian Google-Translate-Spanish to English Google-Translate-Spanish to Russian Google-Translate-Spanish to Portuguese

 

 

REPARACIÓN GENERAL DE UN PARLANTE DE 8 PULGADAS

 

 

 

 

 

En ocasiones cuando vamos a reparar una rockola, nos encontramos con que alguno de los parlantes se encuentra defectuoso, con la bobina quemada o como en este caso, con el cono destrozado. Esto a veces debido al mal trato de algún borracho con su dedo dañino.
Existen muchos sitios donde reparan parlantes, pero si te haces llamar Técnico de rockolas o Técnico en electrónica, y no sabes reparar un parlante, estarás expuesto a que ya no te crean y no te vuelvan a contratar.
Arreglar parlantes es bastante sencillo, no requiere herramientas especiales ni un conocimiento técnico profundo, sólo conocer el principio de funcionamiento de un parlante y saber soldar con estaño.
Sin embargo este trabajo requiere una buena destreza manual, es decir algo de motricidad fina. Así que la calidad del trabajo, dependerá sobre todo de la habilidad manual que desarrolle y la calma que tenga, al momento de emprender esta labor.
Cuanto más grande es el parlante más fácil es la tarea de reparación, dado que hay más espacio para trabajar.
Antes de comenzar la reparación de nuestro parlante, empecemos por entender cómo funciona un parlante y conocer sus partes. Para esto visite nuestro tutorial de Teoría de Parlantes.

Parlante de 8 pulgadas antes y después de la reparación

parlante averiadoparlante reparado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Herramientas necesarias para la reparación de parlantes

- bisturí punta de lanza
- Tijeras de buena calidad
- Cautín
- Tolueno o Toluol (En caso de no conseguirlo, puede usar disolvente para pinturas epóxicas)
- Soldadura de estaño
- pinzas de punta delgada
- Cinta de enmascarar
- Acetato de radiografía
- Resina epóxica
- Cemento de contacto amarillo del mismo usado en zapatería
- Cemento de contacto negro

Procedimiento

Lo primero que debemos hacer es limpiar la campana del parlante hasta que quede brillante y reluciente, se retira el pisa cono, luego el cono, la araña o membrana, la bobina y las trencillas que también se conocen como Riendas, éstas pueden ser en cobre o en plata, dependiendo de la calidad del parlante.

terminales parlantechasis del parlante

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Como la campana no debe maltratarse, aplicamos tolueno sobre el pegue de la suspensión con la campana y el borde donde iba pegada la araña. Esperamos unos minutos a que el tolueno disuelva los pegantes y luego retiramos con gran facilidad el cono y la araña. NUNCA RASPE LA CAMPANA CON EL BISTURÍ, de esa manera raya la campana y usted va a quedar como una persona que no sabe del tema. De ser necesario usar el bisturí, debe ser de manera suave y sólo para retirar los residuos ya ablandados por el tolueno.
Cuando la campana está oxidada, el moho se debe retirar usando una esponjilla plástica de lavar ollas. NUNCA USE VIRUTA O ESPONJILLAS METÁLICAS. Si no retira el óxido, al momento de ensamblar las nuevas partes, lo más seguro es que el pegante no se adhiera correctamente.
Las trencillas se retiran con solo calentar el punto de soldadura en el terminal. Deberemos dejar el terminal totalmente limpio para introducir en sus huecos las nuevas riendas o trencillas.

NOTA: Es importante tapar con cinta el orificio donde entra la bobina, mientras lavamos el parlante. Así evitamos que entren líquidos y partículas que nos complicarían al momento de limpiar esta zona.

Por último se debe limpiar muy bien el orificio donde va colocada la bobina. Esta ranura se llena de partículas metálicas y más cuando la bobina se ha quemado.
La forma tradicional de hacer esta limpieza es primero sacando la mugre con la ayuda de un soplador o un compresor de aire. Luego se procede a limpiar a mano, usando una pequeña tira acetato de radiografía de un ancho tal, que quepa en la ranura de la bobina. A continuación se corta una tira de cinta de enmascarar del mismo ancho del acetato y se enrolla sobre la tira de acetato, con el pegante hacia fuera.
Luego se pasa la cinta por adentro de la ranura dibujando un círculo, para que recoja la suciedad que esté allí. Esto se repite cuantas veces sea necesario, hasta que la cinta del acetato salga totalmente limpia.

La bobina del parlante

bobina de vozExisten tipos y calidades de bobinas. Por ejemplo en este caso usamos una bobina de 4 capas en soporte de aluminio, con una impedancia de 6 ohmios, que es igual a la que tenía originalmente el parlante. También se pueden conseguir en soporte de kapton o aluminio negro. Esto ya depende de la cantidad de dinero que dispongamos y del uso que tendrá el parlante.
Como en este caso el parlante lo usaremos en un subwoofer de un sonido 2.1 y va a ir encerrado en la caja, no creemos necesario usar una bobina más fina.
Hacer bobinas como esta requiere buena destreza y la herramienta adecuada. Así que por el momento recomendamos comprarlas.
Antes de colocar la bobina, debemos verificar que las puntas de los alambres de cobre estén estañadas. En caso de que no lo estén, debemos retirar el barniz dieléctrico que cubre el alambre, usando el fuego de un encendedor y los estañamos.

 


Algo importante de anotar, es que el polo positivo de la bobina es la punta que inicia el primer tendido de alambre, es decir el de abajo. Y la punta del alambre donde termina el bobinado, es el polo negativo. Si colocamos frente a nosotros la bobina con el devanado hacia arriba y los alambres al frente, tenemos que la punta del alambre de la derecha es el polo positivo, por donde inicia la bobina, por supuesto el de la izquierda es el polo negativo.

Alistando el cono para su empalme a la bobina

Por lo general los conos vienen con el agujero bastante pequeño, para usarlo con múltiples bobinas. En este caso el orificio tiene aproximadamente un centímetro de diámetro menos que la bobina. Así que lo ampliaremos, colocamos la bobina bien centrada sobre el cono y trazamos lo que debemos cortar, y cortamos con la ayuda de unas tijeras o un bisturí bien afilado.

Bobina encaja en conocono a cortar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El orificio se debe ir abriendo poco a poco y se va midiendo la bobina hasta que su cuello entre ajustado en el cono.
El cono que usamos es de plástico y es un poco más duro de cortar que los de cartón, así que tuvimos que usar un bisturí porque las tijeras maltrataban el cono.

Centrado vertical de la bobina

medición del bobinado

La instalación de la bobina es crítica. Debe cumplir 2 requisitos; 1) que la bobina quede bien centrada y 2) que tenga la altura correcta, esto para que al funcionar el parlante, no se salga y tampoco se vaya a pegar en el fondo de su cavidad.
El centrado horizontal es bastante fácil, mientras que la altura si puede ser algo complejo de determinar.
Las opciones que tenemos para saber a que altura colocar la bobina son las siguientes:
La primera, en caso de que el parlante tenga instalada su bobina original, solo es observar y medir bien a que altura se encuentra y así mismo colocaremos la nueva.
Si no contamos con la bobina original, debemos medir el ancho del bobinado de alambre de la nueva, y dividir esa medida en 4 partes. Así que una cuarta parte del bobinado se deberá ver fuera de la ranura de la campana.

 

Colocando la bobina

 

Ya sabiendo a que altura debemos colocar la bobina, procedemos a fabricar los “Centradores” a partir de tiras de acetato de radiografía. Debemos cortar las tiras que sean necesarias para que al colocar la bobina, quede bien ajustada y bien centrada, separada de la pared interna de la ranura. En algunos casos la ranura para la bobina es bastante ancha y se hace necesario colocar de a dos tiras. En este caso solo fue necesario usar 6 tiras puestas de manera contigua.

centradores colocadosbobina centradaAltura adecuada bobina

 

 

 

 

 

 

La bobina debe entrar bien ajustada, sin ejercer fuerza, puesto que se puede deformar, echándose a perder la bobina.
Podemos ver en la tercera foto que dejamos algo salida la bobina, ya que así venía la original y además coincide con el cálculo que hicimos al medir el bobinado y dividir en 4.
Una recomendación importante: Para conectar correctamente la bobina a los terminales, recuerde dejar los alambres de la bobina en dirección a los terminales del parlante. Como ya sabemos que la punta de alambre donde comienza el bobinado es el polo positivo, debemos verificar siempre, que coincida con el pin marcado con un (+) en el terminal del parlante.
Cuando el terminal positivo no está marcado, se reconoce con sólo poner el parlante boca abajo, siendo el terminal de la derecha.

Montaje de la suspensión interna o araña

araña colocada

 

Una vez que tenemos la bobina bien asegurada  y centrada, procedemos a colocar la araña, también denominada en algunas partes como membrana, suspensión interna o centrador.
La araña también la debemos medir antes de colocarla, ya que suele venir con su agujero del centro pequeño y tendremos que agrandarlo con unas tijeras.
El agujero debe quedar lo más ajustado posible, al cuello de la bobina.
Cuando la bobina entra perfectamente en la araña, procedemos a colocar cemento de contacto amarillo en el borde externo de la araña y en el  borde de la campana.
Dejamos secar el pegante de contacto lo suficiente, como para que sus gases se evaporen, esto se verifica al tocar el pegante con el dedo y éste no se adhiere. Luego colocamos la araña,  presionando el pegue con la parte de atrás de un lápiz o algo delgado y romo. Esto es indispensable para asegurar una buena adherencia. Luego agregamos un delgado cordón de pegante en el borde, en la parte superior de la araña, para asegurar un pegue perfecto.

Una vez que se ha pegado la araña a la campana y el pegante está totalmente seco, procedemos a pegar la bobina a la araña. Esto se hace con la resina epóxica de secado rápido.
Para esparcir el pegante en la unión de la bobina y la araña, debemos usar un palillo de madera con punta como los usados para los pinchos.
Una vez le hemos dado la vuelta con el pegante y antes de que se seque, empujamos levemente la araña hacia abajo para que el pegante se esparza bien en el cuello de la bobina. Colocamos el parlante de lado y lo vamos girando para que el pegante seque en su sitio y no se escurra hacia el fondo de la ranura, estropeando el trabajo. Otra opción es dejar el parlante boca abajo.

 

Colocación y pegado del cono

 

Colocación y pegado del cono

 

Colocar el cono también tiene su destreza. Aplicamos cemento de contacto negro en borde de la campana, donde irá apoyada la suspensión del cono. También le aplicamos cemento al borde de la suspensión y dejamos secar unos minutos.
Una vez seco el pegante volvemos a aplicar pegante en la campana e inmediatamente colocamos el cono bien centrado. Debemos verificar que el cono quede en su posición correcta, antes de apoyar la suspensión sobre la campana. La suspensión debe estar totalmente horizontal, sin que se estire hacia arriba o hacia abajo.
Luego con los dedos comenzamos a presionar ambos lados y vamos girando el parlante, hasta pegar toda la suspensión.

 

 

Se pega la bobina al cono

Aplicamos resina epóxica en la unión entre el cono y el cuello de la bobina.
Luego que el pegante ha secado, procedemos a hacer dos perforaciones, por donde pasarán las riendas o trencillas.

se pega la bobina al conopegante adicionaltrencillas bien colocadas

 

 

 

 

 

 

Cada punta de alambre de la bobina se enrosca en su respectiva trencilla y luego se estaña. Enseguida se cubren ambas uniones con resina epóxica.  Luego que el pegante ha secado, le damos la vuelta al parlante y le aplicamos pegante a la zona de pegue entre la bobina y el cono. También se le aplica un poco de resina a los dos puntos por donde salen las trencillas.
Para terminar, soldamos las trencillas a los terminales. Es importante y necesario que las trencillas queden holgadas, para que al momento de moverse el parlante no vayan a quedar templadas y se revienten. Tampoco deben quedar muy largas para que no se rosen con la araña o con el cono, generando ruidos molestos.

 

parlante reparadoColocando el tapa polvo

 

Que no le pase! Antes de colocar el tapa polvo, o como le llaman en otros países “el copo”, debemos retirar las tiras de acetato que habíamos instalado como “centradores” de la bobina, de lo contrario el parlante quedaría rígido e inservible.
Ahora verificamos que la bobina no tenga ningún rose cuando el cono se desplace hacia arriba o hacia abajo, esto se hace con los dedos, hundiendo levemente el cono.
Con el parlante correctamente reparado, procedemos a pegar el tapa polvo, aplicando cemento de contacto negro en su borde y se pega bien centrado sobre el cono. Luego le ponemos encima un objeto pesado hasta que seque.
Para poder hacer la prueba de sonido del parlante debemos esperar al menos 24 horas, que es el tiempo óptimo que los pegantes requieren para su máxima resistencia y secado.

Para verificar que la fase del parlante quedó al derecho. Se debe hacer una prueba usando una batería, de entre 1.5 y 9 voltios, conectándola directamente a los terminales, en sus respectivos polos. Si la polaridad del parlante está al derecho, el cono del parlante saldrá hacia el frente. Y si la polaridad está invertida, el cono se va hacia atrás, se retrae hacia la campana.

A continuación veremos el video de la reparación de este parlante

 

Una manera más profesional de probar el funcionamiento del parlante, consiste en reproducir una señal senoidal de 40 a 60 Hz, en caso de ser un woofer. y así verificar que no tenga roses la bobina y se mueva con libertad, sin emitir sonidos extraños.

Esperamos que este tutorial les sea de gran utilidad y puedan ganarse unos biletes arreglando parlantes.  

 

 

 

Otros temas que te pueden interesar:

Diferentes tipos de reparaciones de parlante  Teoría de parlantes  Cambio de la bobina de un parlante

<<<TUTORIALES<<<

 

 
 
Ir arriba                     Construyasuvideorockola.com                     Contáctenos